Cienpiés Gigante o Scolopendra gigantea. La picadura de Escolopendra gigante

La scolopendra gigantea es el cienpiés más grande del mundo. Este cienpies gigante es un depredador nato. Caza animales mucho mayores que él pero ¿puede hacer daño a las personas?. Vamos a abordar todo lo que debe saber sobre la picadura o mordedura de la escolopendra gigante.

scolopendra gigantea, cienpies gigante o escolopendra gigante

Scolopendra gigantea By Tod Baker from Tianjin, China (Uploaded by berichard) [CC BY-SA 2.0], via Wikimedia Commons

Qué es la scolopendra gigantea o cienpies gigante

La scolopendra gigantea (también llamada escolopendra gigante o cienpiés gigante) no es un insecto.

Mucha gente tiende a pensar esto, pero las escolopendras, los ciempiés y los milpiés, son quilópodos y no insectos.

La escolopendra gigante es la mayor del reino animal.

Hablamos de un ciempiés gigante de color normalmente amarillento o marrón.

Muy a menudo su cabeza suele tener un color diferenciado del tronco.

La scolopendra gigantea es un animal carnívoro y un cazador valiente y eficaz.

¿Es peligroso para las personas? La respuesta es sí. Más abajo hablaremos de esto.

Dónde vive: hábitat

Hay dos cosas que el ciempiés gigante siempre busca en los lugares que habita: humedad (agua) y calor.

Estas dos cosas determinan los lugares en los que podemos encontrar a estos magníficos ejemplares.

Normalmente se encuentran debajo de rocas o piedras, en cuevas húmedas o bajo la madera podrida por la humedad.

Su hábitat natural son los bosques tropicales y subtropicales de Sudamérica, de donde son originarias.

El cienpiés más grande del mundo

Aunque lo habitual es que los cienpies gigantes no superen los 30 centímetros de longitud, algunos ejemplares de escolopendra gigante pueden llegar a medir más.

Su gran tamaño es determinante para que pueda enfrentarse a presas que, en principio, podrían hacerle frente con un simple zarpazo.

De las más de 3000 especies especies diferentes de ciempiés, milpiés y escolopendras que se conocen… la scolopendra gigantea es la mayor de todas y por ello es considerado como el cienpies más grande del mundo.

Cuántas patas tiene un cienpies gigante

El cienpies gigante no tiene 100 pies. Eso es un mito.

Dependiendo de su tamaño podrían alcanzar incluso las 46 patas (23 a cada costado).

Qué come la escolopendra gigante

El ciempiés gigante puede cazar y alimentarse de animales mucho mayores que él, como pájaros, ranas, tarántulas, roedores, lagartos y murciélagos.

Esto da una idea de su fuerza y de su capacidad de depredación.

En su dieta también encontraremos otros pequeños invertebrados como cucarachas y otros insectos.

¿Es venenoso el cienpies gigante?

Sí, la escolopendra gigante es venenosa, como la mayoría de los ciempiés y escolopendras.

Cuando intenta defenderse o atacar a una presa, la gigantea muerde e inyecta veneno.

Para ello no utiliza colmillos sino unos apéndices , garras, pinzas o uñas, que se llaman forcípulas.

Su veneno ataca el sistema nervioso de su presa provocándole problemas respiratorios y en la frecuencia cardíaca.

El veneno del cienpies gigante, muy eficaz en las presas que caza para alimentarse, puede no ser tan efectivo en las personas.

Son extremadamente raros los casos en los que una picadura de escolopendra gigante causa la muerte a un ser humano y probablemente tiene que ver con una hipersensibilidad de algunos individuos a su veneno.

Todas las escolopendras son venenosas y por ello debemos llevar mucho cuidado, sobre todo si removemos grandes piedras o rocas del suelo, con la temida picadura de escolopendra.

La dolorosa picadura de escolopendra gigantea

Si, la picadura de escolopendra g. es dolorosísima, aunque hay que decir que no es frecuente que muerdan a los seres humanos.

El veneno y el dolor que produce esta picadura de escolopendra se equiparan a menudo con el de la picadura de alacrán  y algunos (no sabemos si exageran) comparan también el dolor que produce con… el de un disparo.

Lo cierto es que una mordedura de cienpies gigante puede provocar mareos, fiebre, dificultades respiratorias, espasmos musculares y, sobre todo, mucho dolor.

La mordedura dejará en su piel dos agujeritos de color rojo amoratado.

El dolor y el picor pueden durar bastantes días.

Alguno de los componentes del veneno de la scolopendra gigantea tiene precisamente el fin de causar dolor intenso, algo que sería muy útil para aturdir a sus víctimas y así poder devorarlas.

5 (100%) 1 vote